Los zapatos ideales de Annabel Winship


Una mujer que sonríe cuando mira sus pies, es el público femenino de Annabel Winship a la hora de diseñar sus zapatos, según palabras de la propia diseñadora.

Annabel Winship, francoinglesa, es uno de los nuevos talentos en el mundo del footwear. Joven, inquieta y autodidacta, ella decidió en algún momento diseñar sus propios modelos porque los que había en el mercado no le satisfacían para ella misma.

Cuenta la anécdota que ella visitaba los “Grand magasins” de París en busca de un par de zapatos nuevos y luego de buscar de manera incansable regresó a casa sin nada. Así fue como se le ocurrió crear su zapato ideal: confortable, lleno de color, para chicas pero no demasiado “baby”, bonito pero no demasiado sofisticado, divertido pero no de humor fácil… Por supuesto, ese tipo de zapato aún no existía hasta ese momento…

Homework

Duranduran

Eustache

FrissyPazzy

Estudiante de moda en la escuela artística Duperré de París, el nombre de Annabel Winship se encuentra ya entre los grandes nombres del diseño footwear.

Sus modelos son originales pues mezclan la juventud de su edad, la femeneidad, sus raíces franco-inglesas pero también tienen un toque de diversión. Todos los modelos de Annabel Winship tienen un detalle de alegría y vitalidad, aunque también la creadora ha pensado en aquellas mujeres que prefieren la sobriedad. Lo que ella misma llama “excentricidad discreta”.

Annabel Winship, con sus zapatos. Fuente: Sarenza

Ella colaboró durante ocho años con la casa  Stella Cadente y desde hace menos de cuatro años decidió lanzar su propia marca con tremendos resultados.

Françoise la française

Dave

Homework

Esta diseñadora autodidacta, con su pasión por los colores neutros, rosas y rojos, y de los bellos materiales, diseña zapatos para las chicas “verdaderas” que van y vienen por el metro, que gustan de verse bien, que adoran los zapatos, que son coquetas y divertidas. Sigue los pasos de esta joven creadora, por supuesto, en Sarenza.es

Dejo un comentario

*


*

Escribir comentario: